Archivos para noviembre, 2010

Los perdedores (2010)

Posted in General on 23 noviembre, 2010 by Monica Marful

No suelo presentar mis escritos a muchos concursos literarios, a uno o ninguno al año para ser más exactos.

Hace poco envié un relato para un certamen internacional convocado por el Ayuntamiento de El Bonillo (Albacete) y esta vez me ha tocado perder.

Como mi relato se encuentra en ese saco de los “loosers” y a mi me gusta celebralo todo, he decidido hacer un especial sobre mi No Premio y publicarlo en esta mi salita de estar mientras, como una Alicia cualquiera, me zampo un pastel de No Cumpleaños.

Espero que os guste…

 – No me creo que llames desde El Bonillo, hija. Es… tan… tan… Merry Christmas, sweete… – Dijo Alfred entre lágrimas.

Abuelo, ¡abuelo!, increpó Susan desde el otro lado de la línea.

Se ha dormido, cielo. Ha sido una larga conversación. Está agotado. – Contestó la suave voz de la enfermera que se encontraba al cuidado del anciano.

Susan colgó el teléfono y se dirigió a su habitación en la casa rural. Un torbellino de sentimientos le hizo estallar en una sonora carcajada que desembocó en un desconsolado llanto sólo atenuado por las dulces palabras de Robert, su novio.

Alfredo Morcillo, el abuelo de Susan, había nacido en Albacete, pero se moría en Miami.

Alfred, como le conocían ahora todos, tenía 79 años y una vida llena de experiencias al otro lado del mundo.

Alfredo nació en El Bonillo en 1931 y cuando estalló la guerra sus padres, Rosa y Miguel, decididos a continuar con su vida, marcharon a América. A Cuba. Al exilio.

Allí creció Alfredo y tuvo una infancia feliz lejos de contiendas, odios y represiones. Pasó la vida escuchando preciosas historias sobre su pueblo, El Bonillo y enviando navideñas postales a los familiares y amigos menos afortunados.

Algún día viajaré a España y los visitaré”, pensaba. “Entraré en la Iglesia de Santa Catalina en la que fuí bautizado, veré su Retablo, el cerro de San Cristóbal, caminaré por sus llanuras respirando ese aire fresco de febrero que tanto añora mamá… Algún día…”

Pero Alfredo, nunca tuvo esa oportunidad. En los 50’s de nuevo el mismo perro con otro collar. De nuevo una situación política difícil, de nuevo tocaba marchar.  De nuevo salir corriendo. De nuevo dejar amigos y pasado huyendo de represiones, odio y violencia en busca de libertad.

Alfredo y su esposa, Analía, salieron de Cuba y marcharon a Miami. Un nuevo reto en sus vidas y un antiguo sueño en su corazón: volver a España.

Pasaron los años y Alfred y Analía no se dieron cuenta. Siempre presente su sueño de volver, nunca hasta entonces realizado…

Hoy Susan, su pequeña, su nieta, le había llamado por teléfono y con dulzura le había entregado el mejor regalo de Navidad que nadie pudiera jamás esperar.

Su preciosa niña había viajado miles de kilómetros con un único propósito, realizar una llamada telefónica a su abuelo, la llamada más esperada, la más soñada, la que le llevara con su reconfortante voz a un precioso viaje por iglesias, retablos, cerros y llanuras. Un precioso viaje por muchas décadas esperado: el de regreso a su casa, a España, a su pueblo, a El Bonillo.

Fin

Os dejo el enlace de los No Perdedores para que los disfrutéis.

http://www.radioalmenara.org/