Algo para recordar

 

Está claro que el hambre agudiza el ingenio.

Alguien muy cercano y querido al que hemos perdido recientemente lo sabía muy bien.

Era un hombre poco leído e ilustrado pero con la sabiduría de quien lleva mucho mundo, mucha calle y toneladas de picardía en el petate.

Cada día nos sorprendía con historias de la vida que narraba con inigualable gracia y desparpajo.

Ayer, mientras el hambre agudizaba nuestro ingenio, le recordamos de nuevo a él y uno de sus incontables relatos.

“Pues fíjate que uno de los platos que más me han gustado nunca ha sido los Riñones a la Pala”, decía.

Según sus indicaciones esta sería la receta con ingredientes para dos personas: se abren los riñoncitos a la mitad, se limpian muy bien, se salpimentan y se reservan mientras calentamos a fuego lento de hoguera, preferiblemente encendida con ramas de olivo viejo, la Pala (previamente limpia de cualquier residuo que pueda contener)”.

Para los que no estéis familiarizados con los utensilios de la alta cocina os aclaro que “la pala” la podéis encontrar fácilmente en cualquier almacén de materiales de construcción o bien en la sección de jardinería del Leroy Merlin.

Ayer, mientras ejercíamos nuestro derecho de ser todo aquello que no podamos pagar para que nos hagan (gracias ZP por tan enriquecedor legado), descubrimos un nuevo y suculento plato que no tiene nada que envidiar a los famosos Riñones a la Pala que los obreros se cocinaban a fuego lento en las obras en épocas de crisis, la Fabada al Soplete.

Ante un bote de fabada frío, sin cocina, sin suministro eléctrico y sin la colaboración del camping-gas que se negaba a participar en el proceso, el hambre de un día de trabajo a las cuatro de la tarde nos hizo recurrir al ingenio, agudizándolo y descubriendo un nuevo manjar.

Mientras yo, la pinche de cocina habitual, pintora de brocha gorda obligada y ayudante de fontanería esporádica sostenía la cazuela que contenía la fabada de bote, el chef profesional, fontanero por necesidad, albañil con recursos, jardinero ocasional y MacGyver por don divino encendía el soplete y aplicaba la llama con mimo a la base de la cazuela y entre risas, sonrisas y añoranza concluimos que ese, sin duda constituiría uno de nuestros momentos para recordar. 

A fin de cuentas esa es la riqueza de mi vida, hace veinte días estaba cenando en el más lujoso restaurante de Las Vegas, en la terraza del Prime Steakhouse del hotel Bellagio, en primera fila, disfrutando del inigualable y estremecedor espectáculo de las fuentes que bailaban al son que Andrea Bocelli les marcaba y hoy, me sorprendo cubierta de yeso y buscando un mechero para encender el soplete… C’est la vie!

Pues la Fabada me supo a gloria, aunque mentiría si dijera que tanto como aquel filet mignon de fuentes, lujo y espectáculo. De lo que no hay duda es de que ambos constituyen un suculento legado para mi memoria, las dos ocasiones serán algo para recordar.

P.D. Por culpa de mis nuevas “profesiones” y quehaceres tardaré un poquito más de lo habitual en actualizar mis entradas. Muchas gracias a todos por entenderlo y seguir ahí.

Anuncios

9 comentarios to “Algo para recordar”

  1. Me encantan esas dos imágenes enfrentadas: la bella mujer de tiros largos cenando en un lugar lujoso y opulento, y en el contraplano la misma mujer con el mono enyesado delante de un bote de fabada que alguien se empeña en calentar a golpe de soplete. Me recuerda mi propia vida: del glamour de las presentaciones de films en festivales de medio mundo a la desidia por la insistencia de una aspirante a actríz entrada en la cuarentena para que le quite 20 años con el fotoshop en su book de presentación oficial en ese mismo mundo, porque me paga en cash y no 3 meses más tarde o nunca y, tengo un ahija que alimentar.

    Besos, no te preocupes que seguiremos aquí.

    • Gracias, Jo y disculpa que no haya contestado hasta ahora pero no puedo conectarme. Suelo introducir ficción en mis relatos pero esto es la vida pura y dura, no sabes lo que echo de menos ahora mismo el filet mignon… jeje. Pero bueno, a pesar de lo que comentas y la dureza de una vida “como la nuestra” la prefiero a fichar todas las mañanas en un banco…
      Besos!!! A ver si puedo entrar en tu blog que todavía no sé cómo va la vida de nuestro superhéroe.

  2. Animo guapaaaaaa que aqui estaremos!!!!
    Con lo fashion que tu eres seguro que el yeso es de colorines o trabajas con tacones o algo asi jejeeee.
    Aqui te esperamos
    bss

  3. NIÑAAAAA YA ESTA BIEN DE VACAS QUE NOS TIENES ABANDONADOSSSSSS.
    Bess

  4. Eso, a ver si vuelves que te echamos de menos!!! Mua

  5. pero mira que sois majos los dos!!!
    No sabéis las ganas que tengo de sentarme y ponerme con mis historietas como es debido pero es la 1:52 de la madrugada y es el único ratito que tengo para conectarme. Mi cerebro a estas horas está para pocas bromas después de un día de trabajo físico agotador y calor insoportable.
    Veremos si sobrevivo a esta experiencia…
    Gracias por seguir conmigo. Yo también os echo de menos!!!!
    Besotes a los dos, P.R. y Jo.

  6. Bueno, querida, por lo menos has dado señales de vida, que nos tenías preocupadas, jajaja En Barcelona también nos estamos achicharrando… menos mal que me queda una semana dura y después me voy a Alicante a ver a la familia y disfrutar de un poco de tranquilidad.
    besotes. No te preocupes que estaremos aquí cuando regreses.
    Mua

  7. Gracias, Jo! Pues acabo de ver que hace más de un mes que no escribo nada. La verdad es que está siendo todo más difícil de lo que esperaba y el trabajo físico me agota. Espero volver a mi vida normal nada convencional en unos veinte días…
    Disfruta muchísimo de tus vacaciones en Alicante!!!!
    Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: