La vie en rose

No es el rosa de los colores que más me favorecen pero sin dudarlo un minuto esta mañana me he hecho fan incondicional de Rosa Divino.

Lo he hecho porque me gustan las actitudes positivas y procuro ver siempre el lado bueno de las cosas.

Rosa Divino es una marca de ropa. No es bonita, no es elegante, ni siquiera es mi estilo pero no puedo estar más de acuerdo con su filosofía.

Sí, la ropa a veces también tiene una filosofía y la de Rosa Divino dice: “soy quien quiero ser y vivo como me da la gana y nadie va a decirme nunca lo contrario”.

Todo comenzó una preciosa y soleada mañana de jueves en Sao Paulo. La coqueta y bonita Geisy había quedado con su novio para ir a una fiesta en cuanto terminasen sus clases en la Facultad de Turismo.

En un primer momento pensó ponerse unos vaqueros para acudir a la Universidad y cambiarse después en los baños de su facultad pero entonces tendría que ir todo el día cargada con la bolsa del vestido, los zapatos, el maquillaje…

No era muy práctico, la verdad.

También pensó en que quizá era una buena oportunidad para que sus compañeros de estudios conocieran su faceta más sexy y que Giselle, esa flaca insoportable descubriera que también se puede estar guapa con unos kilitos de más.

Estaba decidido, iría a clase con su nuevo vestido rosa, que aunque era un poco corto y no era el atuendo más apropiado, resultaba de lo más decente.

Geisy salió de casa con el guapo subido y su carpeta estudiantil. Despertaba admiración por donde pasaba porque estaba realmente preciosa en riguroso pink.

Resulta que en España pensábamos que la envidia era el deporte nacional. Pues no señores, la envidia es el deporte mundial porque no creo que haya una causa más probable para explicar el absolutamente despreciable y fuera de lugar y tiempo comportamiento de los compañeros de facultad de la preciosa Geisy.

Inconcebible, sin duda.

Ante tamaña humillación pública más propia de tiempos de escarlatas letras,  populares patíbulos y quema de brujas, Geisy se deshizo en un mar de lágrimas y puedo imaginármela en su cuarto de paredes y edredones rosas llorando y pensando en que el mundo se había acabado para ella, máxime cuando los “educadores” del centro decidieron expulsarla por ir a clase con un vestido corto y rosa.

Pero Geisy despertó e hizo lo mejor que podía hacer: darles a todos en las narices.

A los “deseducadores” del centro que debían haber expulsado a sus compañeros y no a ella les dijo un sonoro y contundente NO cuando le invitaron a ser readmitida.

Aprovechó la fama que el incidente le dio y creó una firma de ropa, sencilla, corta, barata y ROSA.

Espero que coseche muchos éxitos con su nuevo negocio y que todos aquellos que la humillaron se mueran de envidia al verla pasear en rosa chicle por las calles de Sao Paulo dentro una enorme y llamativa limusina por supuesto, rosa.

Yo me pienso comprar un vestido.

¡Bravo Geisy!

Anuncios

10 comentarios to “La vie en rose”

  1. ¡Cómo está el patio! es increíble que ocurra esto …¡¡¡EN BRASIL!!!! vale que no hacen top less pero lucen divinas con sus minibikinis en la playa de Copacabana. ¿Acaso se está volviendo loca la gente en el mundo entero? Voy a comprarme un vestido rosa divino ahora mismo, y que viva Geisy, vamos!

    • Olé! Todas de Rosa Divino! Que ocurra algo así en los tiempos que corren choca, pero que ocurra en Brasil es totalmente incongruente. Por Dios, ¿hay país más sexy? Nos exportan sus estupendos culámenes y nos enseñan las bondades de la cera brasileña a todo el mundo y luego resulta que es todo fachada. Como cabras todos.
      Besos!

  2. Estoy alucinando!!! Si me dices que es en un país árabe podría entender (no compartir) que ocurriera algo tan increíble pero en Brasil??? Pues mira, yo también me voy a comprar un vestido rosa, ea!
    bss

    • Pues sí, María, en Brasil… Creo que este verano en Copacabana lo que más se va a llevar es el Burkini, una mezcla de triquini, burka y bikini… Espero que los haya de color rosa.
      Besos!

  3. que panda de borregos, ya me hubiera gustado a mi que mis compañeras se pusieran tan guapas para ir a clase. serán ignorantes!
    un beso

  4. Ignorantes y cabestros como los que más, ahora los peores son los directores de la Universidad que encima van y expulsan a la pobre Geisy. El mundo alrevés.
    Besos!

  5. Suena bien, quizá la vea :]

  6. Bienvenida Xobolina! Me alegra verte por aquí. Aunque parezca mentira y suene a ficción, no es una peli. Ha pasado de verdad en una universidad de Sao Paulo (increíble, ¿verdad?). Suelo utilizar los títulos de las películas y sus pósters para ilustrar mis textos pero la mayoría de las veces son noticias reales.
    Besos y gracias por la visita y el comentario 🙂

  7. Es increible que a estas alturas y precisamente en esos paises que cada uno va como le da la gana y medio desnudos se lie una tan gorda y desfasada. Posiblemente les moviera la jodida envidia. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: