Archivos para febrero, 2010

Veintisiete de febrero

Posted in General on 27 febrero, 2010 by Monica Marful

 

¡Que a nadie se le ocurra celebrar su cumpleaños hoy!

Este día ya lo reservé yo cuando nací.

Tantos cumples celebrados y como veis,

no he perdido ni un ápice de

mi afán de protagonismo…

¡Estáis todos invitados a un trocito de tarta en mi fiesta blogera!

A time to kill

Posted in General on 21 febrero, 2010 by Monica Marful

Madrid, febrero de 2015.

Hoy es el último día de mi vida. Así lo determinó un juez en el año 2003.

Hoy debo morir por el crimen que otro cometió. Soy inocente, pero igualmente me condenaron.

Aquel año hubo un asesinato, un terrible y cruel asesinato en el que yo no participé. Todos los medios dieron cuenta de él y yo, como todo el mundo me horroricé al ver a aquella pobre chica torturada hasta la muerte…

Detuvieron a varias personas por el crimen, hubo un juicio. A los asesinos les soltaron. Y a mí, que nada tuve que ver con aquellos terribles hechos, me condenaron y “la justicia” sentenció que debía morir.

Ahora ya no importa.

Me llamo Nuria y no estoy en el corredor de la muerte. Impensable en mi civilizada España. Estoy en la camilla de un hospital.

Hace dos horas me han violado brutalmente, me han golpeado con dolorosa crueldad y me han clavado un cuchillo varias veces en el pecho, en el cuello y en el vientre.

Estoy agonizando.

Escucho a los médicos decir que no hay nada que hacer y lloro de impotente rabia en silencio. De impotente rabia y de dolor.

Pienso en Sandra.

Pienso en los jueces y pienso en el ministro de justicia.

Pienso en la pena de muerte abolida en España, ¿por qué entonces a mí me la han aplicado?.

Pero sobretodo pienso en mi asesino, el día que a él le juzgaron, a mi me condenaron.

Como a otras tantas víctimas que aún están por venir. A pesar de mi muerte, el asesino volverá a la calle.

Recuerdo en mi delirio aquel fantástico alegato final de Tiempo de matar. Rezo por estar en Estados Unidos, rezo porque Mathew lleve la acusación en el juicio por mi asesinato.

A Rafael, el demoníaco y asqueroso depredador, el sádico e implacable monstruo humanizado por su apodo de “el Rafita”, le tocó la lotería el día que nació. Lo hizo en España una negra jornada de 1989. La fortuna quiso besarle la frente y lo depositó en este democrático país en el que los derechos de los asesinos prevalecen sobre los de sus víctimas.

Quizá la cigüeña tuvo un mal día y su destino real era Bangladesh, Irán, Nigeria, Arabia Saudí, Pakistán, Sudán, Estados Unidos, Somalia o Yemen donde le habrían condenado a morir sin mirar su fecha de nacimiento, sólo la brutalidad de sus crímenes…

Sus futuras víctimas seguramente se conformarían con que hubiese nacido en Canadá, Holanda, Perú o cualquier otro país civilizado donde le habrían encerrado de por vida después de lo de esa niña.

Claro que siendo prácticos, lo mejor hubiera sido que la cigüeña se hubiera estrellado en el camino…

(Nota: siento no haber encontrado el video en español)

Poor Barbie!

Posted in General on 15 febrero, 2010 by Monica Marful

El glamour ha muerto. No tengo palabras. Estamos de luto. Después de 50 años viviendo a todo tren a la pobre Barbie me la ponen a estudiar una carrera. Qué digo una, dos nada menos. Resulta que ahora Barbie, siguiendo la estela de la mismísima Obregón es ingeniera informática y presentadora de televisión. Casi nada.

Pobre Barbie. Ahora necesita trabajar. Precisamente ahora con lo mal que está el mercado laboral.

Ha terminado sus carreras a los 50, está claro que nunca es tarde para aprender. Sus creadores se han cansado de mantenerla e insisten en que está preparada y que tiene todo lo necesario para ejercer estas profesiones: su traje rosa corte chanel, sus tacones con plataforma, su bluetooth en la orejita, su portátil rosa como debe ser… 

Espero que se hayan acordado de incorporarle el cerebro, y por supuesto que le tiñan el pelo de moreno porque a las rubias no nos está permitido tener dos carreras.

Lo que no sabía esta bendita cuando comenzó su nueva aventura de estudiante es que la idea de tener una vida normal de mujer trabajadora puede resultar muy “cool” a priori. Pero ay reina, ¡no sabes la que te espera!

EN EL MEJOR DE LOS CASOS se te acabó la buena vida. Nada de levantarte a las 11 y tomarte un desayuno continental en tu enorme habitación, llegan los madrugones y las ojeras.

Depertador a las 7 y café de pie en la cocina. Nada de largos baños en tu jacuzzi, duchita rápida y salir pitando. Las cremas antiedad, para los fines de semana, entresemana estarás tan cansada al acostarte que te olvidarás hasta de quitarte el maquillaje, lo que a la larga dejará tu piel hecha un asco.

Tendrás que cambiar tu espectacular descapotable por un utilitario fácil de aparcar, o peor aún, coger el metro. Por supuesto olvídate de ir a la pelu todas las semanas, tu sueldo no dará para tanto.

Dentro de unos años ya no tendrás ni de lejos ese aspecto lozano que hoy a tus 50 años ya lo quisiéramos las de treintaytantos.

Pero claro, todo eso en el mejor de los casos.

EN EL PEOR DE LOS CASOS siendo mujer, con tu edad, tu ausencia de experiencia en el terreno laboral y la crisis, por muchas dos carreras que tengas pasarás directamente a engrosar las filas del INEM.

Inevitablemente caerás en una depresión, no tendrás dinero para darte las mechas y tú y tus negras raíces os encerraréis en casa, la que estás a punto de perder porque Ken, que por supuesto también está en el paro, no te pasa la pensión.

Te aficionarás al helado de chocolate al que te harás adicta mientras ves los culebrones. Engordarás 30 kilos y tu cirujano plástico ya no te fiará.

Acabarás volviendo con Ken que ahora ya no tiene chocolatina ni pelo…

¿Ingeniera informática? ¿Presentadora de televisión? Chata, siento decirte que con tu cuerpo y tu melena deberías haber optado por la nueva carrera EDF  (Esposa De Futbolista) que es sin duda una profesión con mucho más futuro.

Anatidae (versión extendida)

Posted in General on 7 febrero, 2010 by Monica Marful

¡¡¡PERDÓN POR LAS INCONGRUENCIAS DE LA VERSION ANTERIOR. SE ME COLÓ EL BORRADOR!!!

🙂 🙂 🙂

Después de varias horas intentándolo, finalmente he conseguido operar por internet con mi nueva entidad bancaria.

Me han hecho tantas preguntas de seguridad que el acceso resultará absolutamente acorazado. Sospecho que hasta para mí.

Mucho me temo que la próxima vez que intente realizar una transferencia no recuerde ni una sola de las respuestas que asocié a cada pregunta.

No sé si soy excesivamente rara, probablemente sí, pero ¿de verdad la gente tiene un color favorito? Y lo que me resulta aún más extraño, ¿lo recuerdan?

Mi color favorito siempre ha dependido del día y el humor con el que me levante, incluso puede variar en unas horas, la mañana puede ser verde y la tarde, rosa fucsia.

Y digo yo, ¿por qué nadie pregunta nunca qué color detestas? Eso sí lo tengo clarísimo, odio el gris. Seguramente existe una  interesantísima expliación freudiana para este hecho pero la verdad es que el uniforme escolar me dejó saturada de tan aburrido cromatismo.

Después de un rato dándole vueltas a mi color favorito y cuando ya creía que se había terminado el absurdo interrogatorio, me asaltan con la penúltima estupidez: animal preferido. ¡Animal preferido! ¿Quién tiene un animal preferido?

Comencé a elucubrar una respuesta de la que pudiera acordarme para evitar problemas en futuras incursiones a la página. Ningún bicho me atraía  especialmente (obviamente al perro le considero más persona que muchos humanos) así que intenté pensar a qué animal podría parecerme y encontrar así una respuesta que recordara sólo con mirarme en el espejo.

Finalmente llegué a la conclusión de que si soy más patosa que un pato mareado, si estoy más pirada que el Pato Lucas, si hablo tan deprisa que parezco el Pato Donald, si me paso la vida emigrando al sur como los patos en busca de zonas más cálidas, si aún conservo la esperanza de evolucionar a cisne, entonces no me cabe la menor duda, la respuesta a mi animal favorito debe ser el anatidae.

¡Mierda! Ahora que lo sabéis todos tengo que volver a empezar.

Anatidae

Posted in General on 6 febrero, 2010 by Monica Marful